Templo donde descansan los restos de Hernán Cortés

República de El Salvador esquina 20 de Noviembre.
En este templo descansan los restos del conquistador
Hernán Cortés, muerto en 1547.

Los huesos del conquistador Hernán Cortés estuvieron perdidos durante casi 150 años. El historiador Lucas Alamán los escondió, temiendo que se cumpliera una amenaza —arrastrarlos por la calle— que el furor nacionalista había lanzado en tiempos de la Independencia.

La historia de esos huesos es infortunada, como lo fue la vida del conquistador. Cortés murió en Sevilla en 1547 y dejó dicho en su testamento que deseaba ser inhumado en un convento que a costa suya sería construido en Coyoacán. El convento no se construyó. La última voluntad del conquistador se cumplió a medias: en 1566 sus restos fueron traídos a la Ciudad de México y sepultados en Texcoco.

En 1629, la osamenta fue llevada al templo de San Francisco (actual calle de Madero) y depositada en una urna en la que se leía: «Ferdinandi Cortes osa servantur hic famosa». Dicha urna fue enterrada bajo el altar. Durante 165 años, los sacristanes de San Francisco se pasaron de mano en mano la llave que la abría.

El virrey Revillagigedo ordenó en 1790 que los restos pasaran al Hospital de Jesús, que el propio Cortés había fundado en 1524, en el sitio donde se encontró por vez primera con Moctezuma.

Los huesos fueron depositados en el templo aledaño al hospital: el de Jesús Nazareno.

Alamán los extrajo en secreto en 1823 y los escondió a unos metros. Dejó la nueva ubicación plasmada en una carta que permaneció escondida hasta 1946, año en que el erudito Francisco de la Maza la descubrió. Inició la búsqueda: los restos aparecieron envueltos en un rico pañuelo; el cráneo, en la célebre urna de cristal.

El gobierno de Manuel Ávila Camacho decidió manejar la noticia con discreción, para no abrir una vieja herida histórica. En cuanto se terminó de estudiarlos, los restos fueron inhumados. No hubo homenaje. Pocos saben que lo que queda de Cortés descansa en el ábside, tras una placa en que se enmarcan dos fechas: 1485-1547.


Conoce también
Monumento a la Fundación de México-Tenochtitlán
Fuente de la sirena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *