Teatro Iturbide

Allende esquina Donceles.
Antes de la Cámara de Diputados, el Teatro Iturbide ocupó esta esquina, en los terrenos que antes fueron del Antiguo Baratillo del Mercado del Factor.

Aunque no tan majestuoso como el Teatro Nacional, el Teatro Iturbide se levantó con materiales no menos perdurables. La primera piedra la puso el presidente Mariano Arista el 16 de diciembre de 1851. El dueño fue Francisco Arbeu, Santiago Méndez el arquitecto y el escultor Santiago Evans se hizo cargo del ornato. Inaugurado el 3 de febrero de 1856 con un baile de máscaras, en el programa de mano Francisco Arbeu escribió: «Al fin tengo el gusto de anunciar al culto público la inauguración del Teatro de Iturbide, construido con fatigas y sufrimientos bien amargos».

Un azar decidió el porvenir del Teatro Iturbide. El 22 de agosto de 1872, un incendio redujo a cenizas la Cámara de Diputados que ocupaba una parte del Palacio Nacional. Durante un tiempo, los diputados se reunieron en el Salón de Embajadores de Palacio, pero su incomodidad hizo imprescindible un recinto legislativo. Impelidos por la toma de posesión de Sebastián Lerdo de Tejada, los funcionarios del Ayuntamiento buscaron en sus archivos y encontraron que el Teatro Iturbide había sido construido en un terreno de su propiedad y que en el contrato firmado con el empresario Oropeza, éste reconocía el derecho a disponer de los terrenos. Lerdo de Tejada rindió protesta el 1 de diciembre de 1872, el Teatro Iturbide desapareció y surgió entonces la Cámara de Diputados.


Conoce también
Teatro Principal
Plazuela del Marqués

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *