Real y Pontificia Universidad de México

Moneda número 2.
En este lugar estuvo la Real y Pontificia Universidad de México,
primera de América. La inauguró el virrey Luis de Velasco
el 25 de enero de 1553, y las primeras clases se impartieron
en el mes de junio de ese año.

Las primeras instituciones educativas de la Nueva España fueron los seminarios. Fray Juan de Zumárraga y el virrey Antonio de Mendoza soñaron con la primera universidad. La Real y Pontificia fue creada por Cédula Real de Felipe II en 1551. El primer rector fue Antonio Rodríguez de Quesada, oidor de la Gran Audiencia. La primera universidad abrió sus puertas en 1553; Esteban Portillo se encargó de redactar el discurso del acto de apertura, después de que Francisco Cervantes de Salazar pronunciara la oración latina. La más antigua crónica de la vida universitaria puede leerse, precisamente, en Diálogos latinos, gran documento histórico de la vida en la ciudad que se llamó México en 1554.

El diluvio de 1629, como no podía ser de otra manera, afectó también a la Real y Pontificia: el edificio de la universidad sufrió graves daños y fue necesario reconstruirlo. En el siglo XVIII, la construcción se remodeló en un estilo barroco.

En una coincidencia digna de reflexión más detenida, el mismo lugar que ocupó la universidad fue asiento de la célebre cantina El Nivel, la más antigua de la ciudad. Abrió en 1857 y cerró en 2008. En ese lugar preciso estuvo asimismo la pirámide de Tezcatlipoca.


Conoce también
Templo de Santa Catalina de Siena
Parroquia de San Sebastián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *