Plaza Juan José Baz

Plaza Juan José Baz.
Según la tradición, fue en este sitio donde los aztecas hallaron
el símbolo que buscaban en su peregrinación:
un águila que devoraba a una serpiente.

La conseja popular dice que fue precisamente aquí donde los aztecas hallaron el águila que devoraba a una serpiente, lo cual no sería extraño: la plaza de La Aguilita, como se conoce popularmente a la plaza Juan José Baz, allá en el barrio de la Merced, se localiza donde alguna vez estuvo el barrio azteca de Teopan, el primer sitio que los aztecas poblaron: el lugar donde comenzó México-Tenochtitlán.

En la plaza hay una fuente adornada con una escultura de bronce que justamente representa un águila.

Desde 1907, esta antigua plaza lleva el nombre de Juan José Baz, el gobernador del Distrito Federal al que Benito Juárez le encargó la destrucción masiva y sistemática del patrimonio virreinal. Baz fue considerado «la piqueta más rápida de la Reforma». Su postura anticlerical hizo que los conservadores lo acusaran de querer entrar a la Catedral montado en un caballo y de alinear luego a la artillería frente al máximo templo metropolitano, cuando se le impidió la entrada.

Las malas lenguas sostienen que el feroz gobernador que había arrasado templos y conventos minuciosamente construidos a lo largo de los siglos llegó a plantear la demolición de la Catedral.

Baz se unió a Porfirio Díaz, fue ministro de Gobernación en 1876. Ocupaba un escaño en el Congreso cuando murió, en 1887, en la Ciudad de México.


Conoce también
Casa donde la primera Miss México dio cuenta de su marido bígamo
Monumento a la Fundación de México-Tenochtitlán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *