Parroquia de Santa Catarina Mártir

República de Brasil número 69.
Parroquia de Santa Catarina Mártir: una de las primeras parroquias
para españoles fundadas fuera de la traza de la ciudad.

Debido al crecimiento de la Ciudad de México, en 1568 se decidió fundar dos nuevas parroquias para españoles que ayudaran al Sagrario de la Catedral a desahogar las necesidades espirituales de los habitantes. Ambas parroquias quedaron fuera de la traza urbana. Una de ellas fue Santa Veracruz, construida en un terreno frontero a lo que luego sería la Alameda; la otra, Santa Catarina Mártir, alzada sobre las ruinas de un hospital y una capilla que funcionaban desde 1537 en el sitio que los españoles bautizaron como La Lagunilla.

Santa Catarina Mártir era patrona de la Real y Pontificia Universidad de México: la nueva parroquia atrajo de inmediato el interés de una elite culta. Su posición privilegiada, al comienzo del camino real y en línea recta hacia la Catedral, la convirtieron en uno de los centros de culto más señalados de la Nueva España.

Su verdadero prestigio, sin embargo, viene de que ahí paró en dos ocasiones la imagen de la Virgen de Guadalupe, que fue sacada del Tepeyac y traída a la ciudad para pedirle que descendieran las aguas durante la gran inundación de 1629.

La inundación dejó la parroquia en pésimo estado. Fue reconstruida y abierta nuevamente al culto en 1662, con el apoyo económico de Isabel de Barrera, viuda de Simón de Haro, el mayor acuñador de plata de Nueva España. El hundimiento de la ciudad, los sismos y continuas inundaciones arruinaron también este edificio: la versión de Santa Catarina que conocemos es de 1740 —aunque su fachada de barroco sobrio fue respetada y procede del siglo anterior.

Santa Catarina es uno de los grandes emblemas del viejo Centro.


Conoce también
Real Seminario de Minería
Primer Teatro Hidalgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *