Lugar donde vivió el Correo Mayor del reino Martín Olivares

Correo Mayor número 28.
Aquí vivió Martín Olivares, Correo Mayor del reino.
En 1580 puso sus oficinas en esta casa.

La ciudad en el siglo XVI se convirtió lentamente en una ciudad abierta, las actividades sociales y económicas ocurrían en las calles, en los callejones, en las plazas. Los nombres de las calles expresaban oficios, lugares, usos: plateros, curtidores, aduana vieja, apartado. Las más notables construcciones del XVI mantenían en alquiler accesorias en las fachadas y cuartos en los patios, sólo hasta mediados del siglo XVIII ocurrió una renovación de las casas cuya intención principal era separarse de la plebe, de los indios. En ese tiempo nace «la ciudad de los palacios».

Un tramo de la calle de Correo Mayor se llamó antes del Indio Triste. Cuenta la leyenda que en el año de 1550 en una de esas casas vivió un indígena al que, a cambio de sus servicios como espía y lacayo de los españoles, le fueron otorgados privilegios y dineros. El indígena perdió su fortuna el día en que borracho perdido no dio noticia a los españoles de una conspiración. Su destino lo alcanzó cuando se volvió un pordiosero que pasó el resto de su vida pidiendo limosna sentado en cuclillas afuera de la que había sido su lujosa casa. Desde ese tiempo se desprende la imagen del indio acuclillado, triste, borracho, hundido en la tristeza y lamentando el edén perdido.


Conoce también
Antiguo Colegio de Cristo, Museo de la Caricatura
Lugar donde murió el abogado Ignacio L. Vallarta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *