Kilómetro cero de la ciudad

República de Argentina esquina República de Guatemala.
Kilómetro cero de la ciudad. Tomando como eje esta esquina,
Alonso García Bravo trazó la Ciudad de México, 1522-1523.

En 1522 ó 1523, la Ciudad de México brota de una hoja de papel. El hombre que la traza sobre un pergamino condenado a desaparecer es Alonso García Bravo, El Jumétrico (el geómetra).

García Bravo desembarca en 1518, bajo las órdenes de Diego de Camargo, y es herido en el Pánuco. Al año siguiente se une a los hombres de Cortés. Participa en diversas expediciones de conquista. Se le encomienda la construcción de una fortaleza que proteja a la guarnición de Veracruz del ataque de los indios. No participa en la conquista de México-Tenochtitlán, pero a la caída de ésta es llamado para que emprenda el trazo de la nueva ciudad.

En la actual esquina de Argentina y Guatemala, El Jumétrico constituye su epicentro. A partir de ahí traza dos ejes rectores, el decumanus maximus, de oriente a poniente, y el cardo maximus, de norte a sur. La cuadrícula fija para siempre el espacio metropolitano, la Catedral, la Plaza Mayor, la longitud y anchura de las calles que en los cuatro siglos siguientes provocarán el azoro de los viajeros: «¡Cómo se regocija el ánimo con el aspecto de esta calle! ¡Cuán larga y ancha! ¡Qué recta! ¡Qué plana!».

Nadie concede a García Bravo crédito alguno. Su nombre desaparece durante casi cuatrocientos años, hasta que Francisco del Paso y Troncoso localiza en Sevilla el legajo que contiene la Relación de méritos y servicios de Alonso García Bravo; el documento explica que, además de México, El Jumétrico trazó las ciudades de Veracruz y Oaxaca. Su recompensa —la única—  fue una encomienda de indios, de la que se le despojó años más tarde.

Hoy se desconoce incluso la fecha de su muerte.


Conoce también
Casa de las Sirenas
Monumento a Enrico Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *