Jockey Club

Francisco I. Madero número 4.
En el año de 1881, en este edificio se estableció el Jockey Club, gran centro de reunión de los porfirianos eminentes. Entre los muros de esta casa ocurría la historia de la alta sociedad del porfiriato.

La casa del Conde del Valle de Orizaba es una de las construcciones más emblemáticas del Centro Histórico. Mejor conocida como Casa de los Azulejos, fue construida originalmente en el año de 1596 y reconstruida en 1737 con una capa de azulejos de talavera poblana en su fachada. El primer dueño se llamó Hernando de Ávila. Tiempo después se convirtió en la residencia del condado del Valle de Orizaba.

Bajo un ardiente sol de verano, Manuel Gutiérrez Nájera, el Duque Job, caminaba hasta el Gran Café de La Concordia, donde leía periódicos, conversaba con amigos y bebía una copa temprana envuelta en el humo de su puro. Pasadas las siete de la tarde, el Duque Job se arreglaba para asistir a un baile en el Jockey Club. Invitado especial de alguna gloria porfiriana, su presencia garantizaba, a ese grupo selecto en el cierre del siglo XIX, una crónica en alguno de los periódicos en los cuales colaboraba el Duque. Con el puro en una mano y el bastón en la otra, Gutiérrez Nájera bajaba de un coche en la esquina de Betlemitas y San Francisco (después Francisco I. Madero y Filomeno Mata).

En el año de 1905, los hermanos Walter y Frank Sanborn instalaron un local en la calle de Filomeno Mata, una fuente de sodas y una droguería, algo nuevo para la época: Sanborns American Pharmacy.


Conoce también
Antiguo Templo de Corpus Christi
Templo de la Santa Veracruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *