Hotel Gillow

Avenida 5 de Mayo y San José Real,
hoy 5 de Mayo e Isabel la Católica.
Aquí está el Hotel Gillow, uno de los más antiguos de la ciudad.

El Hotel Gillow es uno de las más antiguos de la ciudad, resultado de la ley de desamortización de los bienes eclesiásticos.

Thomas Gillow, un joyero de Liverpool venido a México para abrir una sucursal de la joyería Roskel, cuyos relojes aún se comercian en las casas de subastas, no sólo halló un medio estupendo para desarrollar su negocio sino que emparentó con lo más granado de la sociedad mexicana al casarse con la viuda del marqués de Selva Nevada, doña Soledad Gutiérrez, que entre otras prendas contaba con la hacienda de Chautla como patrimonio.

Thomas fue siempre un magnífico administrador, y al enviudar compartió con su hijastra, doña Josefa Zavalza y Gutiérrez, el patrimonio del marquesado, cuyo principal beneficiario fue entonces el hijo de ambos, don Eulogio Gillow, último obispo y primer arzobispo de Oaxaca (Antequera).

En su momento, y al amparo de la ofensiva laicista del juarismo, Thomas Gillow compró un edificio de tres pisos adjunto a La Profesa, donde los jesuitas realizaban ejercicios espirituales. En el año de 1876 abrió sus puertas. Tirso Sáenz lo remodeló y, en el año de 1904, Porfirio Díaz lo reinauguró. En los años treinta le aumentaron tres pisos y la decoración interior fue art déco. Cuentan que los 15 de septiembre, Carlos Monsiváis alquilaba una habitación y desde el balcón observaba el río de personas rumbo al Zócalo.


Conoce también
Templo de la Santa Veracruz
Palacio de Iturbide

One comment on “Hotel Gillow

  1. MAXIMINO AGUILAR OCHOA on

    Me hospedé la primera semana de enero del presente año (2018) por azares del destino pues había hecho reservación en otro que no me gustó y busqué alguno disponible. Caí en este hermoso hotel que desde que lo habité sentí que había algo más profundo, histórico e interesante que conocer del inmueble.
    Los empleados podrían comentar alguna anécdota histórica basada en en este material de investigación, como aquella en un hotel de Guadalajara me dijeron que Jorge Negrete se había quedado más de una ocasión y con diferentes mujeres en el cuarto que renté (no se sabe si es verdad o mentira). Pero el Gillow puede dar información con este gran trabajo sólido de indagación.
    Felicidades.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *