Hospicio de Santo Tomás, hoy Hotel de Cortés

Avenida Hidalgo número 85,
Hospicio de Santo Tomás, hoy Hotel de Cortés.
En este sitio se hospedaban los misioneros agustinos que iban de paso hacia las Filipinas, 1620.

La travesía era inhóspita. El sol caía a plomo, las naves no avanzaban y nada se presentaba a la vista, salvo el océano infinito. Los alimentos disminuían, el agua se pudría. Comenzaba el sufrimiento. No era fácil ir a las Filipinas en el siglo XVII.

Los agustinos habían llegado a la Nueva España en 1536. El virrey de Mendoza les otorgó un terreno al sur de la ciudad, en donde levantaron un convento. Más que en la vida contemplativa, esta orden mendicante, sin embargo, se hallaba interesada en la conquista espiritual: luego de recorrer la Nueva España, puso los ojos en Oriente.

La orden enviaba remesas de frailes desde España, cuyo destino final serían las Filipinas. De esta forma surgió la necesidad de obtener un sitio en el cual albergar a los recién llegados. Fray Juan de Borja fue enviado al virreinato con la misión de fundar un hospicio en el que los misioneros pudieran recuperarse. La construcción de fray Juan ha llegado a nuestros días: está en la Avenida Hidalgo, frente a la Alameda Central: es un hermoso edificio de chiluca plateada y tezontle rojizo sobre cuya puerta principal puede verse el corazón que simboliza a San Agustín y también un nicho que contiene la figura del patrono de los agustinos: Santo Tomás de Villanueva. En la portada puede leerse esta inscripción: «Santo Tomás de Villanueva, 1780».

Se ha llamado a esta hospedería el hotel más antiguo de América.

Tras la Reforma, y cargado de siglos, el hospicio funcionó como vecindad —pues quienes lo adquirieron se fueron a vivir a Europa—. En esa vecindad nació, un 19 de septiembre de 1915, el inolvidable comediante Germán Valdés, Tin Tan. ¿Cuánto de lo abrevado detrás de esos muros se convirtió después en cine?


Conoce también
Periódico El Tiempo
Calle de Belisario Domínguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *