Estudio fotográfico Daguerre

Avenida Juárez 14.
En este lugar estuvo el estudio fotográfico Daguerre, en el que el presidente Francisco I. Madero se refugió de las balas de la Decena Trágica.

El 13 de febrero de 1913, Madero se trasladaba del Castillo de Chapultepec al Zócalo. Frente a Bellas Artes se desató una balacera. A un lado del Presidente un soldado leal cayó muerto. Victoriano Huerta le sugirió a Madero que se resguardara en una tienda de daguerrotipos. Al pasar el tiroteo, el Presidente cometió el error de nombrar a Huerta jefe de la plaza.

Madero se dirigió hacia Palacio Nacional donde quiso seguir de cerca los combates entre los golpistas y sus fuerzas leales. A los golpistas los encabezaban Félix Díaz y Manuel Mondragón. La Ciudad de México no había conocido en toda su historia un episodio más violento: los cadáveres se apilaban en las esquinas de las calles, los muros de los edificios volaban en pedazos, los comercios estaban cerrados. Victoriano Huerta pactó con Díaz y Mondragón, y fingió atacar la Ciudadela, donde se habían atrincherado los golpistas. Huerta había pactado además con el embajador Wilson y actuaba con el completo apoyo de la embajada de Estados Unidos.

El 22 de febrero tres enviados de Huerta se presentaron en Palacio Nacional y les informaron al Presidente y al Vicepresidente que serían llevados a Lecumberri, para ser internados. Francisco Cárdenas, asesino de Madero, les informa que entrarán por la puerta trasera de Lecumberri. Madero le dice que atrás no hay ninguna puerta. Sí había una puerta: la de la muerte. Recibió dos tiros en la cabeza. Pino Suárez, trece en el cuerpo.

En el lugar que ocupó la fotografía Daguerre, desde donde Madero se dirige a los cadetes, se levantó tiempo después el edificio de la aseguradora La Nacional.


Conoce también
Calle de la Palma
Antiguo Hospital de San Hipólito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *