Esquina donde estuvo la casa en que murió José Joaquín Fernández de Lizardi

República de El Salvador y Calle de Aldaco.
En esta esquina estuvo la casa donde murió, en 1827, el escritor
y periodista José Joaquín Fernández de Lizardi, autor de El
Periquillo Sarniento
e iniciador de la literatura mexicana.

Joaquín Fernández de Lizardi (1776-1827) creó una obra vastísima. Entre 1812 y 1827 editó nueve periódicos, todos de corta duración: El Pensador Mexicano (1812-1814), La Alacena de Frioleras (1815-1816), Los Cajoncitos de la Alacena (1815-1816), Las Sombras de Heráclito (1815), El Conductor Eléctrico (1820), El Amigo de la Paz y de la Patria (1822), El Payaso de los Periódicos (1823), El Hermano del Perico que Cantaba la Victoria (1823), El Payo y el Sacristán (1824-1825), Correo Semanario de México (1826-1827). Paralelamente escribió folletos (1811-1826) —Luis González Obregón registra más de trescientos—, Poesía (1811), Fábulas (1817), teatro y cuatro novelas: El Periquillo Sarniento (1816), La Quijotita y su prima (1817), Noches tristes y día alegre (1818) y Vida y hechos del famoso caballero Catrín de la Fachenda (aprobada por la censura en 1830 y publicada en el 32).

El tejido de la obra lizardiana muestra la trama de una larga narración, una amplia crónica de la Nueva España, relatos y opiniones sobre el gobierno, sus leyes, de la ciudad y sus habitantes, de sus malestares, de sus lugares.

El mejor de sus periódicos, El Payo y el Sacristán, el más literario, despliega su habilidad para el diálogo, el perfil de tipos populares y costumbres mexicanas con base en dos opiniones enfrentadas, entre las cuales el lector puede escoger, casi siempre vigilados por un tema: el eclesiástico-militar y el advenimiento de la república.


Conoce también
Casa donde nació Ángel de Campo, Micrós
Casa de la Acequia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *