Edificio donde vivió el general Ignacio Zaragoza

Corregidora número 23
En este edificio vivía el general Ignacio Zaragoza cuando partió
a la campaña contra los franceses en el año de 1862.

Por la calle de Corregidora corría la acequia más grande la ciudad. Por esa memoria de agua perdida y convertida en fango caminó Ignacio Zaragoza con la orden suprema de combatir a los franceses. La década de los años sesenta del siglo XIX había empezado para México envuelta en presagios funestos. Zaragoza abandonó la casa que habitaba y viajó rumbo a Puebla. El 19 de abril de 1862 se oyeron los primeros disparos, la invasión francesa y la guerra habían comenzado. En Córdoba, los soldados franceses se prepararon para marchar sobre la capital; el ejército mexicano, bajo el mando de Zaragoza, se situó en las Cumbres de Acultzingo para detener la ofensiva. Los franceses traspasaron las filas mexicanas y llegaron a San Agustín del Palmar. Zaragoza reconcentró sus fuerzas en Puebla, donde el 5 de mayo de 1862 ocurrió el combate en el que el Ejército republicano venció a los soldados de Napoleón III. Las órdenes del general Zaragoza fueron éstas: Miguel Negrete atacaba por la izquierda, Felipe Berriozabal por la derecha y Porfirio Díaz a un lado del general. El momento culminante, sin embargo, ocurrió poco más tarde, y cuando las tropas liberales más necesitaron del talento militar de Zaragoza, el general enfermó y murió.


Conoce también
Las Fábricas Universales
Capilla exclusiva para la población negra de la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *