Casa donde vivió José Martí

San Ildefonso número 40.
En esta casa vivió José Martí en el año de 1894.

Cerraba el siglo XIX y la Ciudad de México era la ciudad que Porfirio Díaz imaginó como un hechizo de París. Plateros era un sueño de modernidades desplegado en cafés y teatros. Por esas calles caminaba José Martí, un joven de veintitrés años que aún no era el gran poeta cubano consagrado en América Latina como uno de los fundadores del modernismo. Había llegado a México por Veracruz en el año de 1875. Se reunió con sus padres españoles. En la capital del país conoció a Carmen Zayas Bazán, su única esposa. Martí fue un gran periodista, corresponsal de La Opinión Nacional de Venezuela, La Nación argentina y El Partido Liberal de México. Uno de sus temas fue moderno y visionario: el imperio norteamericano y la fibra última de ese país puesta en Nueva York.

Las calles de aquella ciudad por las que camina Martí son las calles de Manuel Gutiérrez Nájera, Luis G. Urbina, José Juan Tablada, Amado Nervo.

Cuenta Ann Staples que en aquellos años se disfrutaba la vida con todo y las adversidades que enfrentaban quienes vivían en la ciudad. Lo sabemos por aquello que censuraban los sacerdotes: los bailes de ritmo sensual, las estampas pornográficas, las novelas eróticas, las comilonas durante las fiestas y celebraciones cívicas, las borracheras. La vida cotidiana de los pobres era dura, pero tenía intensidad, color y emoción, canto y baile, trago e ingenio. Así cerraba el siglo en la ciudad en la cual vivió José Martí.


Conoce también
Lugar donde murió el abogado Ignacio L. Vallarta
Casas del Mayorazgo de Guerrero