Casa donde vivió el diplomático y empresario Juan de la Granja

En esta casa de Tacuba 51 y 53 esquina con Isabel la Católica vivió Juan de la Granja (1785-1853), diplomático y empresario, introductor del telégrafo en México.

Juan de la Granja regresó a México cuando se rompieron las relaciones con Estados Unidos en el año de 1846. En 1849 le propusieron un negocio, la concesión para instalar un sistema de comunicación telegráfica en todo el país.

La primera prueba del telégrafo ocurrió en 1850 y enlazó a Palacio Nacional con el Colegio de Minería ante la mirada estupefacta del presidente Mariano Arista y el asombro de quienes presenciaron ese acto de magia. El 5 de noviembre de 1851 se inauguró el tramo entre México y Nopalucan, cuarenta y cinco leguas de líneas bien construidas. La primera oficina de telégrafos se puso en la casa que hacía esquina de las calles de las Ratas y San Felipe Neri, hoy República de El Salvador y Bolívar.

Las personas se agolpaban a las puertas de la oficina para poder ver la magia de comunicarse a distancia con el extraño artefacto. Un empresario, Hermenegildo Villa Cosío, invirtió ciento cincuenta mil pesos para avanzar en las comunicaciones. Muy pronto, el 19 de mayo de 1852, quedaron unidas las ciudades de México y Veracruz, y después Orizaba, Córdoba, Puebla, Guanajuato y Morelia. En poco tiempo, todo el país se había enlazado por la red telegráfica y México entraba en una nueva era de magia y comunicación.


Conoce también
Casa donde vivió el periodista Gonzalo A. Esteva
Casa donde murió Manuel Gutiérrez Nájera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *