Casa donde vivieron los Condes de Heras y Soto

República de Chile número 8 esquina con Manrique, hoy Donceles.
En esta casa vivieron los Condes de Heras y Soto. La mandó construir en 1760 el capitán sevillano y conocido platero Adrián Ximénez de Almendral.

La historia de la casa de los Condes de Heras y Soto refiere en cierto sentido a una época de la arquitectura habitacional de México. Cuenta Enrique Ayala Alonso en su libro La casa mexicana que en ese tiempo ocurrió el apogeo del barroco. La alta sociedad colonial del siglo XVIII edificó grandes residencias para distinguirse y exhibir su prestigio. Bajo la autoridad paterna se decide el futuro y la vida conyugal de hijos e hijas, las familias se volvieron muy cuidadosas de las uniones y alianzas familiares. En las casas se establecen distancias con la servidumbre y los empleados, quienes ya no se mezclan con los miembros de la familia para ninguna actividad que no sea servirlos. La idea de una familia nuclear diferenciada tomó fuerza, para ello la casa requerirá de espacios exclusivos para la vida doméstica, los lugares para usos íntimos cobrarán mayor sentido y los de uso social serán centrales para exhibir los logros de la familia.

En 1769 casó en la capilla de esta casa la hija del capitán sevillano, María Manuela Ximénez de Almendral, con el secretario del Santo Oficio de la Inquisición. En 1833 fue rematada por los nietos del capitán, la compró el minero José Miguel Septién y la casa contigua, el pequeño palacio de Manrique 5, la adquirió el coronel Antonio Alonso Terán. En 1852 la compró Tomás López Pimentel, casado con Mariana de la Heras Soto. En esta casa vivió Joaquín García Icazbalceta, casado con Filomena Tranquilina Pimentel y Heras Soto, historiador cuyo ingente trabajo es monumento de la memoria nacional.


Conoce también
Cinelandia
Teatro Principal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *