Casa donde murió Antonio López de Santa Anna

Bolívar 14, entre Tacuba y 5 de Mayo.
En esta casa murió Antonio López de Santa Anna (1794-1876), once veces presidente de la República, querido y repudiado. En 1867 fue condenado al exilio, pero a la muerte de Benito Juárez se le permitió volver al país.

A los ochenta y dos años, enfermo y casi ciego, Quince Uñas, en alusión a la pierna que perdió, exigía a gritos que se reconocieran sus servicios a la nación. Santa Anna será recordado en el imaginario popular como el hombre que perdió Texas y se doblegó ante la codicia y la furia de Estados Unidos. Es posible imaginarlo caminar en la húmeda sombra de esta casa de muros de piedra y tezontle e imaginarlo recordar su pasado, la memoria de un hombre irresistible a quien nunca derrotó el rosario de sus fracasos militares y políticos. El escritor Enrique Serna escribió una gran novela en torno al personaje: El seductor de la Patria.

La noche del 20 de julio de 1876, Antonio López de Santa Anna murió en esta casa de la calle Bolívar. En ese año moría el emblema de un México que estuvo a punto de desaparecer y un México que nacía. En 1876 termina lo que se conoció como República Restaurada. Empezaba el Porfiriato y en la Ciudad de México el sueño de París, las grandes avenidas, las nuevas colonias a donde mudaron sus posibles las familias porfirianas. Algo de todo ese viento de cambio terminó en la casa en la cual murió Antonio López de Santa Anna.


Conoce también
Plazuela del Marqués
Café de Tacuba

7 comments on “Casa donde murió Antonio López de Santa Anna

    • Jorgefl on

      Así es, como todos los personajes de la historia de nuestro país tuvieron su participación, unos un poco más buenas que malas, otros un poco más malas que buenas, con atino y desatino pero lucharon para un México que estaba por desaparecer.

      Responder
    • Roberto Otamendi on

      Si leyeras un poco más sabrías que no le quedaba de otra. Algunos dicen que lo vendió, pero a la firma del tratado Guadalupe-Hidalgo esa era una de las condiciones para terminar con la guerra y además para ese entonces Texas ya se había promulgado como república independiente.

      Responder
      • Dan fg on

        Cierto hay que leer historia verdadera no Falacias dudo mucho que se dejara vencer por estados unidos y si recibio sobornos para ayudar ayudar a los norteamericanos a ganar la guerra, pero sorpresa los traiciono y con ese dinero organizó un ejercito para defender el pais, si vendio la mesilla fue para evitar que los malditos gringos iniciarán otra invasión trayendo como consecuencia una perdida mayor ya que peligraban los estados de sonora la baja California y Chihuahua ..
        Expulsó a cuba miles de indígenas mayas que pretendían hacer de yucatan un pais libre que posiblemente después lo tomarian los ingleses o norteamericanos, lucho para sacar los franceses mientras que el traidor de juarez huyó como rata y trato de ofrecer el istmo de tehuantepec alos gringos ..nunca firmo la rendición de México fue manuel dela peña movidos por el partido liberal, cuando santa anna se repliega al sur para organizar un nuevo Ejército don benito juarez le prohibe el paso los liberales y juarez tuvieron gran culpa los grandes cobardes que mas tarde inventan la mentira de los niños héroes para distraer las pendejadas que hicieron, si santa anna tuvo errores creo que en todas las batallas los hay y sus palabras fueron * vender yo la mitad del pais ? Por dios ! Cuándo entenderan los mexicanitos que si el barco se hundio no fue solo por error del timonel sino por la torpeza y desidia de los remeros * santa anna fue un heroe incomprendido y desprestigiado convenientemente por los liberales para tomar el poder ..

        Responder
  1. Alina Diaz González Ulibarri on

    Creo que no se le puede echar la culpa entera, México en ese entonces llevaba más de diez años de guerra, la población era de seis millones, un ejército diezmado y cansado, En EU habían 20 millón es de habitantes y un ejército mejor armado, los gringos ya habían tomado la Cdmex y Veracruz, no le quedaba de otra al viejo…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.