Casa del Pueblo

Venustiano Carranza número 148
A esta casa se le conocía como Casa del Pueblo, por la cantidad
de viviendas que había en su interior.
Aquí nació Mariano Matamoros en 1770.

En el año clave de 1808, en plenas conspiraciones, Mariano Matamoros estuvo a punto de ser aprehendido por sus simpatías con  los independentistas, pero huyó a Izúcar. Morelos lo nombró coronel de su Estado mayor y le pidió la creación de un ejército. Morelos reconocía así en Matamoros a un rayo de guerra y lo nombró su lugarteniente. México, la capital del virreinato, tenía ciento doce mil habitantes en 1790; Puebla tenía sesenta mil personas; Guanajuato, gran centro minero, cuarenta mil. Venían después Guadalajara, Zacatecas, Valladolid y Mérida. De 1790 a 1810, la población del país aumentó apenas de cuatro y medio a seis millones de habitantes.

El historiador Luis González y González sostiene que la gran mayoría de nuestros caudillos aguanta la familiaridad con ellos, resiste bromas, no se les cae el oro por pasarles la mano, se les puede ver de cerca con todas sus verrugas, sin hacerlos perder sus destellos. La hora de la irreverencia es el arco ideal para el paso de la verdad histórica. Esta casa donde nació Matamoros sirve para ese ejercicio de historia urbana.


Conoce también
Templo de Jesús Nazareno; fachada de la primera Catedral
Las Fábricas Universales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *