Casa de las Ajaracas

República de Guatemala número 34, también números 36 y 38.
Esta Casa de las Ajaracas fue construida
por Pedro de Arrieta en 1707. En la Plaza de
Seminario se encontraron los primeros vestigios del Templo Mayor.
Las excavaciones fueron dirigidas por Manuel Gamio, en 1913.

La Casa de las Ajaracas encierra entre sus muros la más antigua ciudad, su raíz última, la del Templo Mayor, y las luces de la arquitectura de Nueva España. En la Plaza del Seminario inició la demolición dirigida por Manuel Gamio en el año de 1913 para descubrir los primeros vestigios del Templo Mayor. Gamio ordenó demoler la mitad de la antigua casa del Mayorazgo que se encontraba en la esquina de Santa Teresa y Rélox (hoy República de Guatemala y República de Argentina). La Casa de las Ajaracas se llamó así por los patrones geométricos de estilo mudéjar que la distinguen, ajaraca quiere decir «lazo». El proyecto de la casa fue realizado por Pedro de Arrieta como reconstrucción de una casa del siglo XVI que se encontraba en mal estado.

En el predio de Las Ajaracas fue hallado en el 2006 el monolito Tlaltecuhtli, una escultura mexica que representa a la deidad de la Tierra. Los arqueólogos han considerado la posibilidad de que bajo ese monolito pudiera encontrarse la cámara mortuoria de Ahuízotl, que gobernó de 1486 a 1502 y llevó a los mexicas a dominar todo el centro y sur de México. El tlatoani construyó un acueducto para llevar agua de Coyoacán a la ciudad y murió a consecuencia de los golpes que recibió durante una inundación. En la edificación de las Ajaracas se reúnen todos los tiempos del tiempo de la Ciudad de México.


Conoce también
Almacén de granos de la ciudad, S. XVII
Casa del Apartado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *