Calzada de Iztapalapa

Calles que van desde Plaza de la Constitución hasta Izazaga.
Estas calles se llamaron un día Calzada de Iztapalapa
y se cuentan entre las más antiguas de la ciudad.

La Calzada de Iztapalapa fue una de las tres vías por donde se entraba a la ciudad de los mexicas. Esta calzada conservó su nombre incluso después de la Conquista. La nueva traza de la ciudad la nombró de diversos modos: Flamencos, debido al establecimiento de comerciantes flamencos en esa calle, de Bajos de Porta Coeli, debido al colegio de religiosos dominicos fundado a principios del siglo XVII, que en agosto de 1603 tomaron posesión de las primeras casas que compraron para la fundación del colegio; y del Rastro, debido al camino de los matanceros rumbo al sitio para el sacrificio del ganado.

El perímetro de la traza de la ciudad durante los primeros años de la Conquista, cuando aún se llama calzada de Iztapalapa a este camino, estuvo limitado hacia el norte por las calles llamadas del Apartado, Pulquería de Celaya, Puerta Falsa de Santo Domingo, Espalda de la Misericordia. Calles que hoy se llaman Apartado y República del Perú. Hacia el poniente: Rejas de la Concepción, Puente de la Mariscala, Santa Isabel, San Juan de Letrán. Este límite se llama ahora Eje Central Lázaro Cárdenas. Hacia el sur: Vizcaínas, San Jerónimo, Buena Muerte y San Pablo. Hoy Vizcaínas, San Jerónimo y San Pablo. Y hacia el oriente: Curtidores, La Danza, Talavera, Alhóndiga y la Santísima. Hoy Topacio, Talavera, Santísima y Leona Vicario.

Tanto como la multiplicación de sus nombres, el contenido de lo que denominaba la calzada se transformó trágica, rotundamente, pues Iztapalapa, a la hora de la Conquista y varios siglos después, fue uno de los argumentos inapelables para pensar en Venecia a la hora de mirar por primera vez México-Tenochtitlán.


Conoce también
La casa más antigua de la Ciudad de México
Acequia de Mexicaltzingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *