Callejón del Muerto

República Dominicana.
Una mañana se encontró en esta calle el cuerpo de un hombre
cosido a puñaladas. Se le conoció desde entonces como
Callejón del Muerto, 1824-25.

Los mapas viejos de la ciudad muestran una calle sin nombre que corría al lado del Templo del Carmen. Por azar, ninguna de las casas que la escoltaban tenía salida hacia ella. Era oscura, estrecha, sucia, solitaria. El gobierno la conservó a regañadientes, porque comunicaba los barrios de Tepito y del Carmen.

Según José María Marroqui, en 1824 ó 1825 hallaron ahí el cadáver de un hombre acuchillado. «El vulgo tomó pie para dar al callejón el nombre de Callejón del Muerto», relata el cronista.

A raíz de aquel acontecimiento, el Ayuntamiento decidió cerrar la callejuela en sus dos bocas, pero como esto obligaba a dar un largo rodeo para ir de un barrio al otro, los vecinos hicieron agujeros en cada una de las tapias.

Nada echa tanto a volar la imaginación como una calle condenada. Al acuchillado de 1824 se le olvidó muy pronto. Pero el Callejón del Muerto protagonizó una incontable cantidad de leyendas. Pasó de boca a boca una narración que explicaba su nombre misterioso: la historia, desde luego, de un aparecido.

Durante el tiempo de la dominación virreinal, un rico comerciante llegó a vivir a orillas de esta calle. Benito Bernáldez, lo llama una conseja. En otra aparece como Tristán de Alzúcer. En ambas tiene un hijo, que enferma mortalmente al ir a recoger mercaderías traídas por la nao de China: bañado en lágrimas, el comerciante promete a la Virgen ir a pie hasta su santuario, cargando un rico blandón de plata. El hijo sana, y el mercader olvida su promesa, por más que su confesor se empeña en recordársela.

Una tarde se le ve pasar por el callejón con visible fatiga, llevando sobre el hombro el hachero prometido. Y sin embargo, corre pronto la noticia de que el comerciante murió la noche anterior.

A quien se vio pasar por el callejón fue a un muerto.


Conoce también
Primer Conservatorio de Música
Calle Corregidora

One comment on “Callejón del Muerto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *