Calle de la Palma

Calle de la Palma.
Por una casa que perteneció a Juan de la Sala, en cuyo patio había una palma muy crecida, esta calle se llamó así: Palma.

«Esta calle es de las más antiguas, pues estuvo en la primitiva planta de la ciudad y se llamaba Calle Real», escribe José María Marroqui. Entre 1532 y 1584 se le conoció como calle de Diego López el Viejo, por haberse avecindado ahí uno de los primeros pobladores de la urbe. El nombre se transformó más tarde a Calle de la Palma, como le llamamos al menos desde el siglo XVII.

El nombre fue durante mucho tiempo un misterio urbano. Pudo aclararse gracias a unos papeles amarillentos que conservaba Ignacio del Villar Villamil, duque de Castroterreño.

En la esquina de las actuales 16 de Septiembre y calle de la Palma hubo un amplio terreno que perteneció a Juan Rodríguez de Villafranca. Se dice que don Juan levantó en esa esquina un vasto edificio que luego adquirió a elevado precio un conocido vendedor de vino de la ciudad: Juan de la Sala.

Cuando los descendientes de De la Sala la recibieron por herencia y la pusieron en venta, la casona ya era conocida como la de la Palma. En una especie de jardincillo que tenía a un lado estaba una muy crecida, que podía ser vista desde la calle, y que «remecía blandamente en el aire sus flábulos lustrosos» —la frase, desde luego, proviene de una crónica de don Artemio de Valle-Arizpe.

Nunca sabremos de dónde vino ni cuál de sus dueños la sembró. Valle-Arizpe asegura que la antigua casona fue adquirida por el convento de Santo Domingo, y que para entonces se hallaba tan deteriorada que a los frailes les fue preciso reedificarla.

Según el cronista, en el tiempo en que se hicieron estas reparaciones, la célebre palma fue arrancada de raíz.

Había permanecido en pie el tiempo suficiente para dar a la calle un nombre que aún nos acompaña, e imponerse al que el gobierno de la Reforma quiso darle: Miguel Lerdo de Tejada.


Conoce también
Restaurante Gambrinus
Estudio fotográfico Daguerre

2 comments on “Calle de la Palma

  1. Jennifer Soria on

    Hola Sr. Hector de Mauleon lo admiro muchísimo desde pequeña me intrigaba saber que haba sido antes los palacios de la nueva España y hoy solo vestigios quedan pero entre lo antiguo y moderno usted hace una labor asombrosa para lograr mis sueño de saber mas acerca del centro retorico que amo viví muchos años en la calle de la palma y he buscado fotos pero no encuentro, aun así no me desanimo con su programa el foco y estas notas tan maravillosas que usted hace mis investigaciones son mas fáciles le agradezco por coincidir en este tiempo espero poder conocerlo y me firme alguno de libros que tengo de usted seria un honor y siempre estoy en el centro y ha pasado usted cerca de donde trabajo y no me he percatado espero tener mejor suerte y lograr conocerlo le mando un fuerte abrazo

    Responder
  2. Alejandro Salazar on

    Cuando era peatonal de calle de palma entre 16 de septiembre y Venustiano Carranza existía una fuente, enfrente de Banamex, que tenía como remate una escultura de un heraldo, era muy bella, hablo de los años 80 al 94. ¿Sabrán donde está dicha escultura?.

    Saludos

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.