Advertencia

En las páginas que siguen el lector hallará personas, objetos, lugares, historias y sucedidos, el devenir de una ciudad que en cierta hora de Occidente fue lo más cercano a un imposible —de esa fuerza era el espejismo que producía— hasta convertirse en la realidad de hoy, un eco de la desmesura que en todos los registros nuestra ciudad despliega generosa.

El lector no debe olvidar cuatro cosas:

• que una misma calle de nuestra ciudad pudo tener tantos nombres distintos como cuadras la formaban;

• que una misma dirección ha sido asiento de varios, diferentes puntos de referencia, de diversas historias, de variados personajes;

• que si algo caracteriza a la Ciudad de México es su pasión por la picota y las soluciones urbanísticas;

• y, finalmente, que el pasado es ese inquietante y lábil sueño de la Historia.

Al final del volumen, un código QR, debidamente leído con un dispositivo móvil, remite al sitio CDMX200lugares.com, prolongación de esta guía.